miércoles, 10 de diciembre de 2014

Cooncert: la promotora social


"Tío, ¿por qué siempre y solo a Madrid y Barcelona?", "joder, yo iría, pero es que se me va un pastizal", "ojalá viniese Fulanito a tocar a Dondequierasqueviváis".

¿Os imagináis pedir un concierto y que os hagan caso? Pues, eso ya no es ningún sueño, sino una realidad, gracias a la web Cooncert. Por partes: ¿qué es Cooncert? Pues, una de las mejores ideas de la historia para promover la música en directo. 

Se trata de una promotora social, es decir, tú propones un concierto y ellos se ponen en marcha para organizarlo. Bueno, el proceso es un pelín más complicado que eso, aunque sigue siendo muy sencillo: tú solicitas el artista que querrías ver e indicas en qué ciudad y sala, cuánto pagarías la entrada y por qué te gustaría un concierto de dicho artista. Si el equipo de Cooncert lo ve viable, entonces lo publica en su web para que pase a la segunda fase, la de votación. Si tu propuesta consigue el mínimo de votos necesarios, entonces el concierto se hace. Cooncert contacta con el artista, con la sala y se ponen a la venta las entradas correspondientes.

¿No os parece estupendo?

Ahora bien, tenemos un problemilla, y es que de momento están operando en Barcelona, Madrid, Girona, Bilbao, Murcia, Valencia y París (Francia). Pero también tenemos una solución: hacer login en su web (se puede acceder a través de una cuenta de Facebook, sin tener que crear una nueva) y empezar a solicitar conciertos en la ciudad que sea. Cuantas más solicitudes haya, tanto más fácil es que Cooncert empiece a organizar bolos en una localidad. ¡Así que pasad la voz! ¡Contádselo a vuestros amigos! ¡Y a los desconocidos! Es un proceso realmente sencillo y rápido y que podría hacer muy feliz a un huevo de gente.



Sé que muchos diréis que no lo conseguiremos nunca, pero ¿sabéis qué? Cooncert empezó tan solo el año pasado en Barcelona y antes de cumplir su primer aniversario, ya había llegado a otras seis ciudades. Nos toca a nosotros, chavales, es hora de mover el culo y gastar zapatillas disfrutando en los conciertos... al lado de casa.

Ah, que casi lo olvido: Cooncert también ofrece la posibilidad de asistir a las pruebas de sonido, conseguir el disco firmado e incluso conocer al artista en persona.

JUNTOS, NO HAY CONCIERTOS IMPOSIBLES.


lunes, 3 de noviembre de 2014

Hype: Alvvays - Alvvays


¿Que el mercado está saturado de grupos de indie pop que suenan todos iguales? Sí. ¿Que la peña se flipa mucho con cualquier cosa que suene un poco diferente? Pues, también. Así es como Alvvays, quinteto de Toronto, ha ido creando un hype cada vez más y más incontrolable. Y hasta aquí, todo bien. Porque siempre se necesita un poco de aire fresco, en el bochornoso y asfixiante panorama musical que nos rodea. El problema es que la gente se ha vuelto un poco loca del coño.

Su primer trabajo, el homónimo Alvvays, empieza bien y por lo general cumple con lo que uno se espera de un disco de twee pop (ese género que se puso de moda allá por los ochenta y que se caracterizaba por ser dulce e inocentón hasta límites insufribles). Y, fiel a todo lo que el twee pretende ser, la canción "Adult Diversion", ha sido muy bien elegida para abrir el disco por varias razones. Pegadiza y molona, evita caer en una ñoñería nauseabunda gracias a punteos por aquí y por allá y unos sencillos pero eficaces rulos de batería, habla del amor desesperado de quien canta por alguien que, al parecer, ni la nota. Sin embargo, es el segundo corte (y secuela del que he mencionado) el plato fuerte destinado a robar corazones: el ya archiconocido en el mundillo "Archie, Marry Me", que ha ido cautivando masas de país en país. Aquí la protagonista ya ha conseguido el amor que pedía, pero ahora quiere más y el maromo no parece estar dispuesto a dárselo.

Si bien es cierto que los canadienses suenan a absolutamente todo lo que uno se espera de un grupo de indie pop de temáticas románticas y melodías un poco empalagosas, no dejan de lado la experimentación con sintetizadores y caja de ritmos, como en la adorable y armoniosa "One Who Loves You".

El disco sigue en su línea y sin giros, salvo por un tema simplemente precioso: "Party Police". Una dolorosa súplica que la chica le hace a su amado: "no tienes que irte, podrías simplemente quedarte aquí conmigo", dice ella mientras unas preciosas notas de guitarra eléctrica cubren de dramatismo todo el asunto.


Cierra el elepé otra canción muy a destacar y que, talvez, es la que más personalidad propia tiene. Supone una ruptura con un sonido que hasta ahora ha recordado demasiado a grandes predecesores del género (The Pastels, Belle And Sebastian, Best Coast y un poco de The Smiths). Ensoñadora y desgarradora por igual, "Red Planet" se encarga de poner punto y final no solo a este primer trabajo de los canadienses, sino también a la historia de amor de la que se habla en todo el disco.

Es cierto que Alvvays suena a algo que has oído una y mil veces y que todo este hype me parece desmesurado y fuera de lugar, pero también lo es que en su conjunto es un buen trabajo. Un disco que se deja escuchar con facilidad y que consigue cautivarte tras un par de escuchas. Un LP bien hecho, tanto en lo que a letras y meloddías se refiere, como en los deliciosos arreglos que se pueden encontrar en toda su duración. En fin: ¿es algo único e innovador? No. ¿Es bueno? Sí. ¿Es mejorable? Desde luego, mucho. Pero Molly Rankin y los suyos van por buen camino y estoy casi segura de que mis bándalos lo querrán incluir en la lista de lo mejor de 2014.

Hace unos meses me preguntaba que si es posible amar en tiempos indie, y Alvvays me hacen pensar que sí.

Nota: 6.5/10

Escucha el Alvvays en Spotify.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Hairy Nipples para el primer Drunko & Velvet Burger Fest

Ha costado lo suyo, pero parece que al fin quedan atrás los oscuros días de Málaga como destino para turismo de sol y playa. Málaga está creciendo culturalmente y al fin se sienta en el lugar que le corresponde en la mesa de los mayores. Y se lo debemos a aquellas personas que llevan años esforzándose para que eso ocurra. Pero de entre todos que tanto se lo ha currado, quiero destacar dos empresas en concreto, no solo por la calidad de la oferta, sino por la cantidad de la misma: Drunk-O-Rama y Velvet Club (amor infinito y eterno para ambos), representados por el dúo dinámico Dani y Alberto.

El sábado pasado arrancó la segunda temporada del Vermut-O-Rama, una cita mañanera para comer paella en el Drunko y asistir a un concierto en la Velvet (he aquí un videorresumen requete chachi de mi compi de aventuras, Borja). Y puesto que la fórmula papeo + concierto es sinónimo de éxito garantizado, nuestro dúo dinámico ha decidido ir más allá. Es así que renace de sus cenizas el Burger Fest, que el bueno de Alberto ya organizaba en sus años mozos Y sí: hay hamburguesas de por medio.

Aprovechando la inauguración de la nueva sede del Drunko (C/ Comedias, 20), el sábado a las 14:00 nos plantaremos todos ahí para zamparnos una hamburguesa e ir calentando motores. A eso de las 17:00 habrá que cruzar la calle para asistir a los conciertos (sí, sí, en plural) en la Velvet, donde actuarán Hairy Nipples, Termita Y Desastre y Sputnik Veneno.

Pero no acaba aquí, qué va. Como somos muchos y todos diferentes y un poco porculeros, para los que no gusten de alguno de los géneros musicales ofrecidos, también habrá un par de DJs amenizando la tarde en la planta de arriba del Drunko. A ver quién es capaz de quejarse, eh.

Los de Drunko y Velvet son muy fieles su política del bonito, barato y de puta madre y el precio es para morirse de la risa: 5 € la anticipada (¡¡5 eurillos de ná y con zampeo incluido!!) y 7 € en taquilla (sin hamburguesa).
Las entradas ya están a la venta en el Drunko pequeño (C/ Comedias, 15) y, dada la pintaza del evento, dudo que duren mucho más, así que ya podéis ir aligerando.





lunes, 15 de septiembre de 2014

The Killers - Goodnight, Travel Well

Bajé como siempre, pensando que te encontraría y me darías el beso de los buenos días, ese beso que me diste durante 10 años. Pero no estabas. Y de repente recordé que ya no me darías mi beso, que ya no te vería nunca más. Entonces me vino todo a la mente de golpe: la enfermedad, el dolor que se veía en tus ojos y cuando te vi exhalar tu último aliento.

Hacía tiempo que sabía que pasaría, pero ser consciente de algo no te prepara para enfrentarte a ello. Porque cuando amas a alguien con toda tu alma, con cada milímetro de tu ser, saber cuándo será el fin de vuestra relación no te ayuda. Saberlo es como morir lentamente. Es como una roca aplastándote el pecho y una estalagmita perforándote un pulmón. Te quita el aire y lo cambia por dolor.

Te has ido demasiado pronto y me has dejado con demasiadas caricias colgando de los dedos. Demasiados momentos futuros que hubiera querido compartir contigo.

No hay nada que pueda hacer, no hay nada que pueda decir, como dicen The Killers en "Goodnight, Travel Well". Solo puedo recordarte. Pero no débil y cansada por la enfermedad, te recordaré tal y como fuiste durante toda tu vida: uno de los seres más magníficos de este planeta. Te recordaré con tu mirada de no haber roto un plato y tu sonrisa adorable. Te recordaré jugando, saltando, corriendo y te recordaré a mi lado, siempre.



Recordaré la primera vez que nos vimos: tú tenías ya unos 8 meses y eras más guapa que cualquier cachorro recién nacido que he visto jamás. Recordaré que viniste a oliscarme y que en un puñado de segundos nos hicimos amigas para siempre. Y jugamos. Siempre querías jugar. Siempre querías estar conmigo.

Recordaré cómo aprendiste a abrir la puerta para entrar en casa si querías estar con nosotros. Y te recordaré rodear el césped por el camino de baldosas, cuando llovía, porque no querías ensuciarte las patas. Recordaré tus peleas con tu acérrima enemiga, la manguera, Recordaré todas las veces que acudí a ti para contarte lo que me pasaba y recordaré todas las veces que pensé que tenías que estar entendiendo lo que te decía, porque siempre sabías cuándo era el momento de darme un beso.

Recordaré tu mirada al verme cuando volvía después de estar fuera unos meses y que no había manera de que te separaras de mí. Era como si dijeras "no te vayas, no vuelvas a irte, quédate. Quédate conmigo. ¿Te quedas? Porfa, porfa, ¡porfa!". Y recordaré tu mirada cuando me veías arrastrar la maleta hacia la puerta para irme de nuevo. Sabías que esa cosa significaba que no volvería pronto. Sé que lo sabías porque tus ojos hablaban alto y claro. Y a mí se me partía el corazón cuando me mirabas así.

Siempre has sido muy expresiva y creo que también sabías eso: sabías poner caras para camelarte a quien fuera y obtener lo que querías.

Y lo que más recordaré, es aquella vez que me pasé tres semanas en la cama y tú, que no eras más que una cachorrita, venías a verme día tras día. Por aquel entonces tú solo querías jugar, a todas horas. Eras ruidosa e irrequieta... Pero venías a verme: asomabas el hocico con una delicadeza que rozaba la timidez para saber si podías entrar a la habitación, luego te tumbabas a mi lado y de ahí no te movías durante horas. Me acompañabas en la enfermedad, me cuidabas y velabas por mí. ¿Cuántas personas hacen eso? ¿Quién se preocupa por ti solo porque te quiere? ¿Quién te dedica tantas horas sin querer nada a cambio? 

Como decían en Una Pareja De Tres: "un perro no sabría qué hacer con un coche de lujo, una casa o ropa de diseño. Se conforma con un palo empapado o una vieja pelota. A un perro no le importa si eres rico o pobre, inteligente o tonto, si le das tu corazón, te entregará el suyo. ¿De cuánta gente podrías decir eso? ¿Cuánta gente puede hacerte sentir especial y extraordinario?". Y por eso recordaré que así me hacías sentir tú: especial, importante, valiosa.

Nunca habrá otra igual que tú, Kyra. Nunca habrá otra gordota pisiosa de mi corazón. Porque nunca podrá haber otra amiga tan especial, tan perfecta.

Te recordaré por lo que fuiste: uno de los mejores seres que he conocido jamás.

Hay canciones que me encantan pero que querría poder no compartir nunca. No por celos o egoísmo, sino por su significado. Y esta es una de ellas.




Ya no estás, pero siempre estarás. Te quiero, hermanita peluda. 

Buenas noches, que tengas buen viaje.

sábado, 30 de agosto de 2014

Hype: Fink - Looking Too Closely

A todos nos encantan las canciones con letras complejas y cuya riqueza da lugar a fantasías de decenas de escenarios diferentes. Esas que dejan que tu imaginación viaje y se monte su película sobre el tema de la misma. Pero igual de difícil que componer un tema así, lo es hacerlo a la inversa: expresar sentimientos de profundidad abismal vistiéndolos de sencillez.

"Looking Too Closely" pertenece al segundo grupo. 'Esta canción es sobre otra persona, así que no tienes que preocuparte' dice nada más empezar Fink. Pero esta canción sí que va sobre ti, sobre mí, sobre la relación que uno tiene consigo mismo. Habla de esos defectos nuestros que odiamos hasta la obsesión, que despreciamos tanto que nos hacen infelices, que detestamos tanto que duele. Habla de la necesidad de cerrar los ojos a la realidad para poder defendernos del dolor.



'El diablo está justo ahí, en los detalles / No quieres hacerte daño' es la súplica dejada caer como quien no quiere la cosa. Una petición desesperada que intenta camuflarse de seguridad y desinterés. Una imploración a pasar del culo de esa especie de demonio que tenemos adentro y nos empuja a odiarnos y autodestruirnos.

Lo curioso de esta canción es que el galés parece cantarla con cierta indiferencia, como distante, como si tratara de quitarle importancia al asunto o se tratara de una pequeñez. Hasta el minuto 2:02, cuando empiezan a romper los platos de la batería para abrir paso pocos segundos después a una guitarra que se apodera del protagonismo y da fuerza a la canción. Entonces todo se vuelve dolorosamente emotivo.

A mí no me quedan palabras para describir este tema. Creo que he usado demasiadas y demasiado complicadas. Pero, como decía, hacer algo sencillo puede resultar arduo.

Pinchad y enganchaos:

jueves, 31 de julio de 2014

Amar en tiempos indie

Corre el año 2014 y la ternura está más desaparecida en combate que nunca. Somos la generación del sexo deshumanizado y de la condena del romanticismo. Somos la generación del follar por aburrimiento más que por gusto y del descreimiento en las relaciones. Somos la generación de Magaluf y de la sentencia a muerte del amor. 

¿O talvez no?



Es el 30 de julio y estamos en Mountain Veiw (California, Estados Unidos), en un concierto de Arcade Fire de la gira de su álbum Reflektor. Los canadienses están ahí tan tranquilos tocando "Neighborhood #1" cuando de repente algo capta la atención del frontman. Win mira divertido y sonriente hacia un jovenzuelo que está en primera fila, de rodillas delante de una chica, y le alarga su micro. "¡Os quiero chicos! ¡Te quiero Chelsea! ¡Quiero pasar el resto de mi vida contigo! ¡Te quiero!" grita descontrolado el chaval.
El que ha tenido la suerte de verlos en directo sabe que sus espectáculos son inolvidables, pero en este caso los canadienses llegan a la unicidad sin saberlo siquiera.

Puede que, después de todo, amar en tiempos indie sí sea posible.

Aquí tenéis el video de la proposición, amablemente grabado por Gerald el cotillo, para que os emocionéis también:

lunes, 30 de junio de 2014

"Heavenly Father" ¡el descomunal nuevo tema de Bon Iver!

Si hay alguien (aparte de Beirut) capaz de hacer que sientas una impetuosa necesidad de escuchar en bucle una misma canción, ese es Justin Vernon
Estaba yo hoy particularmente nostálgica y melancólica, recordando el Primavera Sound (muerte y destrucción si no habéis leído nuestras supercrónicas) cuando de repente, cual colleja inesperada, leo que Bon Iver han publicado nuevo material.



Vale, es mejor que vaya por partes. Justin Vernon es el cantante de Bon Iver (léase aquí) y también de Volcano Choir (y aquí también), uno de sus proyectos paralelos. Volcano Choir actuaron en la pasada edición del Primavera Sound y yo pude verlos en petit comité en la Sala Apolo. El concierto fue íntimo y entrañable, uno de los que más disfruté en el festival barcelonés.

Pues, nuestro querido Justin (de aquí en adelante "El Sádico") nos hizo saber en más de una ocasión que tiene pensado hacernos sufrir, ya que no espera publicar nada con Bon Iver en un buen rato. De hecho ya hemos cambiado tres calendarios desde su último LP, el homónimo Bon Iver. Afortunadamente, esto no les ha impedido componer un tema nuevo para la BSO de la próxima película de Zach Braff (el de Scrubs), titulada Wish I Was Here (que incluye además temas de Cat Power y Coldplay, The Shins, Paul Simon y The Head & The Heart entre otros).



La canción se llama "Heavenly Father" y se puede escuchar en NPR haciendo clic aquí. Este tema representa el punto de encuentro perfecto de las trayectorias de Bon Iver y Volcano Choir: una melodía dulce y armoniosa que, junto con la voz del de Wisconsindesprende emociones  y sentimientos contradictorios. Algo entre esperanza y desolación, muy propio de "El Sádico". Percusiones muy presentes y una guitarra acústica que no se queda atrás (suenan completamente a la primera banda), mezcladas con unos sintetizadores muy pronunciados (marca de la segunda) y todo construido sobre un único loop.

Un tema descomunal que llega como aguas de mayo en un año que en cuanto a nuevos materiales está dejando un poco que desear.



miércoles, 25 de junio de 2014

Crystal Fighters: el remedio para todos los males

¡Verano! ¡Verano! ¡Crystal Fighters!


Para los (pocos incultos) que no los conozcáis, Crystal Fighters son una banda inglesa de indiedancepoptronica. Suelen hacer canciones muy alegres y divertidas, de las que curan todos los males.


Su música es de esas que consiguen que quieras saltar, botar y reírte aunque acabes de tener una desilusión de las que te parten el corazón. ¡Crystal Fighters son alborozo, son felicidad!

Actuarán en Málaga el sábado 11 de julio, como parte del cartel de mi festival de verano favorito: el 101 Sun Festival (del que he hablado largo y tendido en varios posts).

Mientras tanto, nos presentan un nuevo tema, 'Love Alight' ("amor ardiente", en español). Se trata de una canción muy en la línea del grupo. Un ritmo pegadizo y extremadamente bailable. No faltan unos sintetizadores bastante más marcados que de costumbre, pero que molan un rato.

Sin más dilación, que empiece el verano:


lunes, 23 de junio de 2014

¿El nuevo vídeo de OK Go? ¡La repanocha!

OK Go lo han vuelto a hacer. No me refiero a ningún temarraco nunca escuchado antes, ni un álbum que será épico. Me refiero a su vídeo. Los de Chicago son bastante conocidos por sus videoclips espectaculares e ingeniosos y para el primer adelanto de su próximo trabajo, Hungry Ghosts, no han querido defraudar.



El primer adelanto de su cuarto trabajo es "The Writing On The Walls" y la verdad es que no me parece nada exaltante. Se trata de un tema más y muy parecido a todo lo que he escuchado de ellos... ¡¡¡Pero el vídeo es la caña, señores!!! 

Un montón de ilusiones ópticas y una muy buena dosis de arte, grabadas en plano secuencia (es decir, sin cortes). No tengo ni la más mínima idea de rodajes, pero creo que tiene que ser muy chungo coger los ángulos exactos para captar los efectos ópticos, sin poder pararse a enfocar lo que se quiere. Haciéndolo del tirón, vamos. De hecho, los estadounidenses han afirmado que les ha llevado 3 semanas y alrededor de unas 50 tomas conseguirlo. Brutal.

A veces me pregunto si Kulash y los suyos quieren hacer música o si ésta no es más que un complemento para sus vídeos.

En fin, el vídeo no tiene desperdicio: miradlo, flipad en colores un rato y compartidlo con vuestros amiguitos.




Hungry Ghosts se publicará en octubre, pero ya está disponible la prerreserva en su página web y, además, los estadounidenses premian la fidelidad con la descarga de tres canciones.


sábado, 31 de mayo de 2014

Bocaditos de Primavera Sound: Viernes - Microrresumen en imágenes

La crónica de verdad la tenemos en Bandalismo.net, pero aquí os dejo alguna foto:

Haim - Heineken
Slowdive - Sony 
Sharon Van Etten - ATP 
The National - Sony 
Justin Veron (The National concert) - Sony
The National - Sony

viernes, 30 de mayo de 2014

Bocaditos de Primavera Sound: Jueves - Microrresumen en imágenes

Como os podréis figurar no tengo tiempo para estar pegada al ordenador y contaros las cosas tan emocionantes, exaltantes y flipantes que están ocurriendo en el Primavera Sound. Pero os dejo un microrresumen en imágenes.  


Volcano Choir - Sala Apolo

Midlake - Sony

Neutral Milk Hotel - ATP
Queens Of The Stone Age - Heineken

Arcade Fire - Sony

Arcade Fire - Sony

Metronomy - Ray-Ban

Jamie xx - Ray-Ban

 





domingo, 27 de abril de 2014

Primavera Sound 2014: The Essentials



A falta de exactamente un mes para el comienzo del Primavera Sound (me refiero a la programación principal, tiquismiquis), seguro que la mayoría de vosotros no os habéis puesto a hacer los deberes.

Es que siempre pasa nos lo mismo: "debería hacerme una lista para ir medianamente preparado al PS" o "debería escuchar este grupo, aquel y el de más allá". Pero nos dormimos en los laureles y después vamos con la hora pegada al culo.

No sé si alguno habéis intentado buscar alguna lista en Spotify o Deezer, pero lo que yo he encontrado son agrupaciones titánicas ¡de más de 300 temas! A ver quién es el guapo que consigue escuchar una recopilación de ese tamaño sin aburrirse en el intento de divisar algún artista que le guste. Aunque sea en más asaltos, eh.

Total, que el festival está a la vuelta de la esquina y además de ir pensando en el peinado que luciréis, supongo que también se os ha pasado por la cabeza aclimataros. Y por eso aquí estoy yo para echaros un cable. Más abajo encontraréis una lista de lo básico, esencial y fundamental del cartelazo de esta edición (que podéis ver aquí): The National, Pixies, Arcade Fire, QOTSA, pero también Future Islands, Warpaint y Majical Cloudz, entre muchos otros. He intentado ser lo más objetiva posible, incluyendo a los artistas más destacados por su trayectoria o por el hype que están provocando. De hecho sido tan objetiva que hasta he incluido a Haim y CHVRCHES. Que ya es decir.

El lineup de este año es tan sumamente genial que aunque no vayáis al festival, os gustará la lista. Y si os gusta (que seguro que sí, porque está hecha con un montón de amor) os suscribís, la compartís y se la recomendáis a vuestros amiguitos. ¿Qu no os gusta? Pues nada, maldición gitana pa' vosotros. Es bromita: si no os mola, me podéis dejar vuestros porqués en los comentarios. Si veis que echáis en falta algo, también me lo podéis comentar y haré lo que pueda. Ah, os la he hecho tanto en Spotify como en Deezer, para que luego me llaméis hater, eh.

La lista en Deezer:



 Y en Spotify:

viernes, 4 de abril de 2014

Con D de The Right Ons

No escondo (aunque sí un poco me avergüenzo) que siempre sentí un rechazo del todo injustificado e irracional hacia la música producida en España, independientemente del idioma en que se cantase. 

Así que descubrí extremadamente tarde artistazos como The Right Ons. Ya había leído su nombre por aquí y por allá, pero nunca me había parado a escucharlos, hasta  hace un par de meses. 

La primerísima canción que escuché de la banda fue "Aturdido" y durante unos segundos me sentí completamente desorientada: pensé que me había equivocado y que me había puesto a The Black Keys. Pero entonces Rams arrancó a cantar en español y, tras un "WTF?" inicial, me quedó claro que The Right Ons molan un huevo -¡ay, Maripili, que este tema puede con mi alma!-. Y no, no son una versión de los estadounidenses: este grupo tiene estilo, identidad y luz propios.

The Right Ons - Lonely Boy (grabados por mi querido Juan de Bandalismo)



La banda, mitad gallega y mitad madrileña, tiene a sus espaldas tres discos en inglés y uno en castellano y puede presumir de haber realizado giras por Europa, Japón y las Américas. Ejem

Volcán, su primer trabajo en castellano, es un discazo de principio a fin. Quiero dejar claro que The Right Ons son mucho, muchísimo más que su último trabajo. He dado un repaso a su discografía y la calidad de su música es asombrosa. Acojonantemente buena. Pero como estoy enamorada de su último larga duración, voy a seguir hablando de este. 

Es un disco en el que las influencias del rock setentero y del blues son tan chocantes como un bofetón en la cara. Es un álbum de rock exquisito: con el estilo irriverente de de Álvaro, los guitarreos que aporta Rafa, el bajo de Utah empujando y Rams a la batería dando potencia. Personalmente me exalta Martín al teclado, que le da toque ochentero (amor infinito) y de calidad a las melodías. Y los arreglos, ¡los arreglos de este lp me matan!

Piden que el ritmo no pare en "Quiere Bailar" y seducen en "Rojo Intenso". Pero la perfección la consiguen denunciando la situación social que nos rodea (estrés, ansiedad y desinterés por todo lo que no sea material) en "Adiós", mandándonos despertar en "Inconsciencia" ("¡¡TIENEN MIEDO: SOMOS MÁS!!") e instándonos a explotar en "Pequeño Volcán". Tres temarracos alucinantes, así de claro.





La casualidad quiso que del todo accidentalmente me enterara de que vendrían tocar a la carpa que Fnac Málaga tenía en la Plaza de la Merced en ocasión del Festival de Cine.

Los cuatro (falta Rafa, quien acaba de ser papá) en el escenario no paran de reír, sonreír y disfrutar, algo que me parece fundamental. Qué guapísimo es Álvaro, risueño el que más. ¡Y qué bonico es Martín cuando se levanta y, supersonriente, baila a la vez que toca su teclado! Son de los que se entregan por completo ya sea ante diez o cientos de personas. Y eso a mí me encanta. 

Pero es que además de poder gozar de su música, tuve la suerte de poder disfrutar de media horita en su compañía. Y he descubierto mi yo poliamoroso: son adorables, encantadores, simpáticos, divertidos e irresistibles. Son chicos sencillos y no se lo tienen nada creído a pesar de que podrían permitírselo.

Regresan a Málaga en julio para tocar en el Ojeando Festival y la aquí presente está rezando para que también vuelvan en concierto.

He perdido muchos años de música nacional, ahora lo sé e intento recuperar el tiempo perdido. Y The Right Ons es seguramente un gran comienzo.

lunes, 24 de marzo de 2014

Fever, el nuevo temarraco de The Black Keys

¡Vuelven The Black Keys! Y lo hacen como solo ellos podrían hacerlo: partiendo la pana.




Desde aquel regalazo llamado El Camino, allá por 2011, más de uno nos hemos quedado con ganas de más y preguntándonos cuándo nos darían nuevo material. Pues, el pasado viernes nos llegó la respuesta... ¡A través de Mike Tyson! No, no, no se trata de un extraño caso de homonimia, el ex boxeador publicó en su Twitter dos sencillas palabras Turn Blue, seguidas por un enlace a YouTube. Y hasta aquí hemos llegado. 

¿Quién no odia el lunes? Vale, seguro que hay algún rarito leyendo, pero no es la norma. Sin embargo, este es un lunes cojonudo gracias al dúo estadounidense. Una canción quizás más accesible que cualquier otra, pero que le den al que rechaza todo lo que sea accesible solo porque lo es.
A mí, "Fever" me parece un temarraco. Es pegadizo, bailable y tiene algo que hace que tengas ganas de mambo, no sé si me explico.

Los amiguitos de Bandalismo han sido súper rápidos (porque molan un huevo, que lo sepáis) y ya tienen la entrada correspondiente. Podéis escuchar la canción en su página web pinchando aquí.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Foster The People - Supermodel: escalando la montaña de lo absurdo



No es que esté pasando del blog, es que está habiendo poco de lo que hablar a nivel musical. Y ya sabéis lo que se dice: si no tienes nada interesante que decir, más vale que cierres el pico y no digas idioteces, o te vayas al Twitter. Algo así era.

Total, lo que yo estaba esperando era algo contundente, como por ejemplo Supermodel de Foster The People. Sí, porque su primer LP no fue malo (casi la mitad de las canciones iban de "bien" a "eh, mola") y el adelanto de este segundo álbum, "Coming Of Age", tenía buena pinta. El típico ritmo pegadizo que no da más de sí pero consigue molarnos a todo quisqui. Y parecía que FTP entrarían por la puerta grande del indie pop con este segundo trabajo.

Así que allá voy yo, expectante y deseosa de ver qué gran evolución nos ofrecerán los de Mark Foster. El primer tema "Are What You Want To Be?" emociona. Tiene un algo que recuerda vagamente a sonidos africanos, mezclados con una copia un tanto mediocre de Vampire Weekend. Pero aún así, es guay. "Ask Yourself" cambia totalmente de registro y vuelve a un pop-rock más clásico; también destacan sus coros. Y de "Coming Of Age" ya os he hablado. "Nevermind" (nada que ver con Nirvana, no os hagáis ilusiones) me ha gustado mucho. Es un mediotiempo con un toque latino, batería en segundo plano muy ingeniosa y más coros molones. Un buen comienzo.




Pero a partir de ahí es el caos más total y absoluto. Una escalada a la montaña del non-sense y lo absurdo. Desde una especie de mediotiempo hard rock, con coros hechos por personas con un claro dolor de barriga y con la participación desde el más allá de uno de los hermanos Gibbs (si no sabéis quiénes fueron, no pasa nada: Dios tiene un castigo especial para vosotros). Y entonces volvemos a la disco pop con "Best Fiend". Supongo que Foster tenía temas por ahí guardados y decidió reutilizarlos sin complicarse más la existencia.

Las siguientes canciones son "Me Aburro" y "Me Aburro Aún Más Aunque Durante La Canción Anterior Pensaba Que Aburrirse Más Sería Imposible". Vale, puede que los títulos no fueran exactamente esos, pero la esencia sí lo es.

Que a lo mejor soy estúpida yo, pero después de haber escuchado el disco entero cinco malditas veces, sigo sin ver la lógica de todo esto. Es peor que querer ver una obra maestra en "Amélie". Ésa era una pardilla idiota y entrometida y la película no tiene ningún sentido, pero os habéis dejado convencer de que todo lo que no tiene ninguna explicación, en realidad sí la tiene. Rollos filósoficos, psicológicos, sociológicos y bla, bla, bla. Panda de crédulos.

Pero bueno, que me lío y no avanzo. Que eso, que por si el álbum no había llegado ya a ser un "¿pero qué coño?", ahí va Foster con "The Truth". Y LO SIENTO, PERO POR MÁS QUE LO INTENTE NO SÉ QUÉ ES O QUÉ PRETENDE SER. Creo que es una canción dubstep lenta y un poco penosa. 

Justo cuando creía que ya no podría haber más incongruencias, nuestros impredecibles FTP me hacen un "¡ZAS! ¡EN TODA LA BOCA!" y cierran su espantoso trabajo con una canción que personalmente sí me gusta: "Fire Escape", una balada acústica adorable y que fácilmente os enamorará.


El pasado 31 de diciembre la banda tuiteaba "hemos vuelto" y me pregunto yo que por qué no se quedaron quietecitos en sus casas escuchando un poco más lo que estaban escribiendo. Supermodel es aburrido, plano, raro en el mal sentido y en definitiva es un coñazo casi insufrible. Parece un revuelto de canciones disco pop de los 90, música de animación de hotel de esa misma época y versiones rarunas de Abba, Survivor y Scissor Sisters. Pero podría ser peor, podría ser un disco de Dorian. 

Para los que no me creen, los que son como Santo Tomás o los que disfrutan haciéndose daño a sí mismos, aquí está este tedio llamado Supermodel:



Nota: 4.5/10

¿Mi consejo? Poneos Lost In The Dream, lo último de The War On Drugs.

lunes, 3 de marzo de 2014

¿¿Que L.A. son de Mallorca??


Hacía mucho tiempo que buscaba algún grupo que no conociera y que me enganchara. Desafortunadamente, no encontré ninguno después de Temples (es decir, desde agosto 2013). Hasta la semana pasada. 

Como sabréis, Málaga se ha subido al carro de los festivales de música independiente (¡gracias, Señor!). Me puse a mirar el cartel confirmado hasta ahora y vi a unos tales L.A.. El nombre me sonaba de haberlo visto en algún sitio, pero nunca me paré a escucharlos. A cosas hechas, os puedo asegurar que he sido una gilipollas.

Me los puse en Deezer y empecé por el final, es decir, por canciones de su último álbum. Arranqué con "Dualize", del homónimo LP, y me moló. Mucho. Como no sabía absolutamente nada de la banda, pensé que se tratara de un grupo de Estados Unidos. El estilo musical es claramente de ahí y el acento, os lo aseguro, es totalmente creíble. ¡Hasta las pintas que tienen parecen de estadounidenses! Pero en realidad son mallorquines.

No sé si os lo dije alguna vez, pero durante muchos años le tuve una tirria considerable a la música independiente española. Porque a J no se le entendía cuando cantaba, porque Sr. Chinarro era demasiado oscuro y lo-fi para mi gusto y porque todos los que vinieron después eran poco más que una copia mal lograda de éstos. Encima, esa manera de cantar a lo noise que tienen, consiguiendo solo que parezca que están constantemente asqueados, incluso cuando le cantan al amor. Las cosas han cambiado. Al menos por lo que respecta a Los Planetas y a Sr. Chinarro. Gente como Lori Meyers o Vetusta Morla siguen pareciéndome de lo peorcito. El día en que cambie de opinión, me tragaré encantada todas y cada una de mis palabras. Sin embargo, pese a mis repetidos esfuerzos, ese día aún no ha llegado.

L.A., sin embargo, han querido alejarse del sonido tan típico y muchas veces demasiado monótono del indie pop rock patrio. No me deseéis el mal: sabéis que es así, mamarrachos.

Los de Mallorca empezaron con Heavenly Hell, que es un disco muy popero y de ritmo contagioso. Es el típico pop rock estadounidense de toda la vida, pero sin caer en el un sonido más propio de una banda de instituto. "Crystal Clear", "Perfect Combination" o "Microphones And Medicines" podrían incluirse muy tranquilamente en una película de Hollywood. "Elizabeth" es de las que en un concierto te hace canturrear "ooooooh - ooooooh - ooooooh" en cuanto haya un hueco. Personalmente, me encanta "Evening Love", que juguetea con una música disco muy setentera. Un disco muy fácil de escuchar... en bucle, hasta volverte majara. ¿La única pega? No me queda claro qué hace ahí en medio "Pain Relieving", que no pega nadita con el resto del álbum. 



Siguen con el EP Slnt Film, con un sonido más evolucionado, más adulto. No os perdáis "Over And Over", "Older" y "Hangin' On a Wire". ¡Melodías románticas dónde las haya! Hasta el acento mejora con respecto al primer trabajo. Una evolución genial en todos los aspectos.


Y finalmente aquí estamos con Dualize, su último trabajo en el que todo es mucho mejor que nunca. El acento da todo el pego, el estilo es más unificado y las melodías se han alejado un poco del pop para aceercarse al folk estadounidense. El álbum entero es de los que se suele decir que están que te cagas. La batería está siempre muy presente, la guitarra tiene sus momentos de protagonismo en los puntos más oportunos, los sintetizadores son tan suaves que apenas se nota que están ahí, aunque sin ellos nada sería lo mismo. Las letras también han visto una evolución considerable, ahora son más profundas y, al fin, muy íntimas. El trío inicial "Dualize", "Oh Why?" y "Rebel" está lleno de sentimiento y dan la sensación de que el que protagonista quiere luchar y sigue teniendo esperanzas. Pero "Pictures On The Wall" echa todo abajo: una gema preciosa en la que reina la melancolía y que es quizás mi favorita en absoluto de este disco. Me resulta muy difícil elegir canciones a recomendar de un álbum que es una maldita hermosura, pero me limitaré a dos más: "Under Radar" y "All Those Silences".


L.A. usan recursos típicos de varios estilos de rock y quizás me diréis que no son muy innovadores. Pero entre tanta innovación, tanto experimento y tanta competición para ver quién hace la música más rarita, estoy que pego saltitos cada vez que encuentro algo como L.A., que me recuerda por qué hace más de 20 años que escucho música rock.

domingo, 23 de febrero de 2014

Descubriendo a Jagwar Ma



Hace mucho que no os recomiendo grupos, pero es que a mí veinticuatro horas no me bastan. Oí que alguien decía que la solución a la crisis es que España vuelva a la hora inglesa (una hora menos). En mi modesta opinión, habría que hacer que los días tuvieran unas veintiséis horas.

Solo quedan unos tres meses para el Primavera Sound y es hora de empezar a hacer los deberes. Aparte de los grupos que obviamente no me perdería ni bajo amenaza de mutilación, tengo que estilar una lista de los que me interesan. 

Empiezo por los australianos Jagwar Ma. Unos chicos que, siguiendo la tendencia que hemos visto en su país, nos traen rock psicodélico.

Todos los porqués aquí

lunes, 17 de febrero de 2014

León Benavente en Málaga: amor a primera "visita"


Es San Valentín y como no tengo pareja, me la repampinfla bastante, igual que si la tuviera. Sin embargo, puestos a querer verle el lado romántico a todo lo que ocurre el 14 de febrero, podemos decir que he decidido pasar la noche con el gran amor de mi vida, mi pasión, mi perdición, mi adicción: la música. 

Cuando llego a la Sala Velvet (después de toparme con un accidente y la consiguiente caravana, un camión averiado y la consiguiente caravana, y la total y absoluta imposibilidad de aparcar en Málaga), me encuentro con una cola más que considerable. No recuerdo haber tenido que hacer cola para asistir a ningún concierto en la Sala Velvet antes, ni en Málaga en general. Pero estamos hablando de León Benavente, una de las grandes revelaciones nacionales del 2013, que se presentan a la ciudad malacitana con un sold out, lo que no es empresa fácil.

Son las 23 y tras una espera de poco más de veinte minutos aparecen Abraham Boba, Luis Rodríguez, Eduardo Baos y César Verdú, se abren paso entre el público y suben al escenario. Me encanta, todo muy Manchester de los 70.  

Cogen sus instrumentos y arrancan con una intro que nos es completamente nueva, siguen con "La Ruinas" y van subiendo de tono con temas que sientes adentro, como si los hubieras escrito tú, cuales "Década" y "Muy Fuerte", para acabar de encendernos con "Revolución".

Como siempre, se me cuelan. Los que me conocen saben que soy de las que dan codazos a quienes se cuelan (y ni siquiera muy disimuladamente que digamos), pero no me parece muy oportuno hacerle daño a una señora over 70. Ésta va acompañada por dos más, de mediana edad. Unas verdaderas fans, que se saben todas y cada una de las canciones y las cantan sin saltarse ni una sola palabra. Tienen todo mi respeto, señoras.

León Benavente tocan con una fuerza y una potencia inesperadas e impresionantes, que resaltan aún más el poder de las letras del grupo, impregnadas de desaprobación por la situación social y política. Pero ojo, que no se trata de "canción protesta". Es música propiamente dicha, de la buena de verdad, que trata de temas actuales con una agudeza y una inteligencia monumentales. León Benavente amalgama indie pop español, post-punk setentero y riffs de guitarra y sintetizadores más propios de los 80. ¿El resultado? Un cóctel original, potente y logrado a la perfección. 

Se ve que se divierten y lo viven, que disfrutan con lo que están haciendo y que no se trata de trabajo. Llenan el palco con esa actitud a lo estrella del rock tan típica de otra época. De cuando los músicos se subían a un escenario y se dejaban llevar, sin miedo, sin vergüenza, sin cohibición. Solo después de siete canciones tocadas del tirón con un ímpetu arrollador, Abraham se dirige a nosotros, y muy sorprendido por el abarrotamiento de la sala nos agradece que hayamos acudido a verlos en su primera visita a Málaga. Es gracioso y trasuda sinceridad. 

Nos prenden una vez más con "Avancen Las Negociaciones" y la ingeniosa y satírica "El Rey Ricardo". El cantante nos arranca unas risas cuando anuncia "Europa Ha Muerto" y añade que a ellos se la suda. Entonces tocan las primeras notas de "Ánimo Valiente" y la Velvet demuestra toda su emoción con boatos y chillidos.

Y de repente nos dicen que se acabó, que ya no hay más y que en breve estarán vendiendo merchandising al lado de la entrada. La sala está dividida entre los que no se lo creen y los que sí... sobre todo porque los muy mamarrachos se toman el tiempo suficiente para sembrar dudas.

Pero ahí regresan Abraham y los suyos. Vuelven, para un tipiquísimo encore (amor infinito), extremadamente acorde a ese encanto de otra época que les caracteriza a ellos y a su música. Nos regalan un final brutal, con "Todos Contra Todos", esa genialidad que es "La Palabra" y la esperada, aclamada "Ser Brigada".

Por si el setlist no había sido suficiente, por si no nos han ofrecido ya un concierto de calidad musical portentosa, cantando este tema Abraham baja del escenario y se abre paso entre los asistentes. Se queda un rato, se acerca a mí, yo me quedo literalmente paralizada, y sigue su camino para revolucionar a todos los presentes. 

Y entonces sí que se despiden, tras una hora y quince minutos de música intensísima, brillante y de instrumentos tocados con maestría (¡hacía años que no disfrutaba tanto de una batería en directo!).

Puede que hayan sacado su primer álbum solo el año pasado, pero entre los cuatro no hay ningún novato. Eduardo toca con Tachenko, César con Schwarz y Abraham y Luis con Nacho Vegas. Todos son colaboradores de este últmo y así es como se conocieron hace ya ocho años.
León Benavente es un grupo de amigos que llevan prácticamente toda la vida haciendo música, pero con las ganas de hacer, la pasión y la dedicación de unos adolescentes. Y se agradece.


Un gracias como una casa a los asistentes, que por una vez han llegado antes que los artistas y no han molestado todo el rato hablando de sus vidas, de política de bar, o de qué bonita es la barba del modernito de al lado.

Un aplauso también a Christian, el técnico de sonido de LB, que supo hacer un verdadero milagro dada la acústica de la Velvet, que es bastante mejorable.


Y una standing ovation a la banda: los cinco son encantadores, entrañables, divertidos y majísimos. Derrochan gratitud, simpatía y piropos. Tienen un momento para todo el mundo. Un grupo único como pocos que bien podría dar clases  a muchos "grandes". Y solo es cuestión de tiempo que lo hagan.

101 Sun Festival: ¿no os parece el momento de poneros en contacto con I'm An Artist?

Más fotos aquí.



miércoles, 12 de febrero de 2014

No hay quién pare a The Strypes: su nuevo sencillo es una bomba


Allá por junio descubría a The Strypes, porque Arctic Monkeys se los llevaban de gira por Europa de teloneros
Todavía no habían publicado su LP y en youtube había muy poco. Pero la paciencia es la madre de todas las virtudes y cuando en septiembre salió el álbum, al fin pude engancharme sin problema alguno.

Vienen de Irlanda, son tan jóvenes que todavía tienen acné, llevan un rollo a lo mod, hacen blues-rock y entre sus fans encontramos a gente como Dave Grohl (Nirvana, Foo Foighters), Noel Gallagher (Oasis, Noel Gallagher's High Flying Birds), Roger Daltrey (The Who) Johnny Marr (The Style Council, The Jam) o Miles Kane.

Su último sencillo se llama "Hard To Say No", y como todo lo que hacen, es un mix letal de blues, rock, y chulería. Una verdadera bomba.

Estos chicos le ponen el Rock al Rock and Roll. Pasen y vean.


The Strypes - Hard To Say No





Sr. Chinarro en Málaga: ¡qué gustazo!

¿Os dije ya que conocí a Antonio Luque (Sr. Chinarro)? ¿Que no? Ah, pues, conocí a Antonio Luque (Sr. Chinarro).

El sábado pasado, pese al fresquibiris y a la incesante lluvia, acudí a la Sala Velvet para el concierto de Sr. Chinarro, artista del que ya os hablé. Una hermosura. Todos los detalles aquí.

jueves, 6 de febrero de 2014

101 Sun Festival: ¡The Family Rain, Rinôçérôse y TAB para compartir cartel con Franz Ferdinand!

La semana pasada nos anunciaban que Málaga tendría, al fin, su propio festival de música independiente. De paso, confirmaban que los cabeza de cartel del mismo serían los escoceses Franz Ferdinand, uno de los grupos indie pop-rock más influyentes de la primera década del siglo. Alex Kapranos y los suyos tomarán parte e el 101 Sun Festival, que tendrá lugar el 11 y 12 julio en el Estadio de Atletismo Ciudad de Málaga, para presentarnos en directo su último LP Right Thoughts, Right Words, Right Action.

Además de los británicos, el cartel está compuesto por sus compatriotas The Family Rain, los franceses Rinôçérôse, y los nacionales  Triángulo de Amor Bizarro, Amaral, Lori Meyers, entre otros.

Pero si queréis más detalles, informaciones suculentas y los links que más os harán falta para participar en el 101, pinchad aquí.